Detroit, ciudad fantasma....o ¿el futuro de todas las grandes ciudades?

8.7.14

Detroit, otrora símbolo del poderío estadounidense esta ahora sumida en la bancarrota, el tema me empezó a interesar cuando vi por casualidad unas imágenes de que actualmente se están vendiendo nada menos que 43,634 propiedades embargadas, las cuales serán subastadas públicamente, algunas desde 500 dolares y viendo esto en realidad me pregunto si estamos ante el declive de el sistema capitalista mundial y que todas nuestras grandes ciudades terminen como Detroit.

 

Detroit ha sido víctima de un círculo vicioso provocado por la agonía progresiva de la industria manufacturera, que disparó un éxodo poblacional, que a su vez hundió los ingresos municipales.

Desde los años 50, cuando Detroit estaba en la cresta de su particular ola de prosperidad tras varias décadas de crecimiento al abrigo de Ford y General Motors, los 1,8 millones de habitantes, la mayoría de clase media acomodada, ponían la urbe al nivel de otras como Nueva York.

Edificios como Book Tower, la Estación Central de Corktown, el United Artist Theater o un gran número de referentes de la arquitectura art-deco, no son ahora más que una muestra fantasmagórica del lustre perdido.

Con 700.000 habitantes, alrededor de un 60% menos que en los niveles de los años 50 y con casi un tercio de ellos que viven por debajo del umbral de la pobreza, el ayuntamiento de Detroit no ha visto otra salida que reestructurar su deuda y pedir una suspensión de pagos histórica.


Las zonas verdes que no han cerrado y se han rendido a la mala hierba se financian, al igual que los museos, con aportaciones de los vecinos de la más pudiente zona suburbana que rodea a la depauperada Detroit.

El crimen se ha disparado en la ciudad hasta tal punto que pueden verse negocios de cazarrecompensas, de los pocos que parecen florecer en una ciudad llena de escaparates rotos.

La aislada prosperidad de Detroit está limitada a las gigantescas torres de cristal de General Motors, que mantiene a orillas del estrecho que une el lago Erie y Hurón la sede de la mayor empresa mundial del motor, y al extraño ambiente de los casinos del barrio griego de Greektown.

“Lo que le ha sucedido a Detroit no es muy diferente a lo que le pasó a la vieja Alemania del Este: la región perdió su racionalidad económica y los jóvenes se marcharon. En Detroit no hubo suficiente gente para pagar el legado de deuda que dejaron”, indicó en un comentario el economista Edward Hugh.



Entre 2002 y 2008 la ciudad se acercó definitivamente a la ruina bajo la gestión del alcalde Kwame Kilpatrick, plagada de acusaciones de corrupción rampante y escándalos que le llevaron a prisión.

La ciudad, gobernada ahora por la exestrella de la NBA Dave Bing, ha puesto sus esperanzas en inversores como el millonario Dan Gilbert, presidente del gigante de créditos al consumo Quicken Loans, que quiere iniciar colosales proyectos inmobiliarios en los edificios que un día dieron nombre a la “ciudad del renacimiento”.


A continuacion los dejo con un documental de la cadena History Channel acerca de esta ciudad fantasma: 





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

 

Libro que estoy leyendo

Libro que estoy leyendo
PENSAR LA ARQUITECTURA - Peter Zumthor

Seguidores