Enchúlame la ciudad (Arquitectura enchulada)

26.11.07


Enchúlame la ciudad es un artículo del blog Taller 101. Un post breve, simpático y a la vez profundo sobre la moda y la superficialidad en la Arquitectura de hoy.

El término enchular, apunta a todo aquello que se ha arreglado y adornado, como forma de distinguirlo. Vemos así objetos que relucen con acabados brillantes, colores vivos y luces que adornan. Se trata de un tratamiento cosmético que da una apariencia vistosa y moderna. “A la moda” diría uno. Esta tendencia, que ya tiene sus años y que hemos visto aplicada a objetos como automóviles, motocicletas y más en la actualidad computadores, es referido en el artículo de taller 101, hacia la Arquitectura de la ciudad actual, que gusta de mostrar edificios nuevos con cristales especiales, aluminios brillantes y luces de colores. Y que los habitantes terminan identificando como ejemplo de modernidad. Y si bien, el concepto le calza muy bien como crítica a esta “moda”, es completamente contraria en su sentido, al concepto aplicado a los objetos.
En efecto, “enchular” una moto (por ejemplo un harley-davidson) o un gabinete de un PC (modding) tiene un trasfondo distinto que apunta a “personalizar” un objeto proveniente del mundo de la producción en masa. La industria de la producción, que genera miles de objetos iguales e impersonales, es contrarrestada por una nueva suerte de artesanía. Los usuarios cogen estos objetos y los adaptan usando habilidades manuales muy talentosas. Los personalizan y los vuelven únicos. Vuelven los objetos industriales a obras de arte. Es la vuelta de mano a lo que tanto criticó Loos. ¿Será el inicio del ornamento que vuelve en gloria y majestad?Pero en Arquitectura es al revés. Los reflejos, los acabados y las luces, no son el trabajo de “nuevos artesanos” que rescatan objetos del mundo de la producción en serie, para convertirlos en artesanía original. Al contrario, este “enchulamiento” es para dar una apariencia menos local, menos individual, más impersonal, más internacional. Más a tono con la idea de una moderna tecnología de la producción en masa que crea máquinas veloces y de brillante fuselaje. La “Arquitectura enchulada”, a diferencia de los objetos personalizados, refleja cada vez menos a sus usuarios y busca una suerte de abstracción cosmética (de fachada). Cosa que contradice la identificación de los habitantes con su Arquitectura local, así como la identificación de los usuarios con sus objetos personales.

Cabe preguntarse, a la luz de fenómenos y tendencias como el modding, si una “Arquitectura enchulada” es en efecto una arquitectura “a la moda”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

 

Libro que estoy leyendo

Libro que estoy leyendo
PENSAR LA ARQUITECTURA - Peter Zumthor

Seguidores