Look arquitectonico!!!

27.11.07

Juzgar a alguien con estereotipos es algo común en estos días, alimentada por los medios de comunicación masivos la caricaturización de rasgos o conductas recurrentes crean un look estándar para lo que se espera de alguien. Un abogado no seria abogado sin terno y corbata, un medico sin su bata blanca o un constructor sin su casco. La pregunta obvia en este punto ¿Cual es el look estereotipo del arquitecto?
Cabe hacer una diferenciación en la pregunta. Retrospectivamente el cambio de los arquitectos a lo largo de los años a sido notorio, si es que no radical. Antiguamente el modelo de enseñanza contemplaba la repetición de estilos, el diseño de columnas y de palacios; hoy con la innumerable cantidad de avances tanto educacionales como sociales el panorama ha cambiado. Es en este contexto que los medios de comunicación, la cultura pop y los mismos arquitectos han generado dos estereotipos distintos para cada visión de mundo.

El arquitecto ortodoxo:

Miembro de la aristocracia intelectual de la época, respetado socialmente por sus conocimientos sobre cosas que nadie entendía. Se caracteriza por ser alguien dedicado a ideales de belleza y a sueños de grandes palacios. Algunas de sus características son:

· Mesa de dibujo: Aquel lugar donde pasaban horas y horas de tedioso trabajo planimetrico manual. Sin software CAD o de render 3D, es obvio que necesitaban algo para que su espalda no pagara el precio de largas noches de trabajo.
· Regla T: A llegado a convertirse en un símbolo reconocible para las personas, herramienta indispensable para facilitar el dibujo de planos. Ojo que si compraste una para hacer planos hoy en día, te “vieron la cara”.
· Rápidos graff recargables: Desechar artículos de oficina era un lujo, si los ibas a usar toda tu vida, mejor ahorrarse plata.
· Yeso: Material favorito para hacer pesadas maquetas de palacios y columnas, incluso Juan Martínez siguió utilizando yeso en la era del cartón. Indispensable para hacer de una sencilla maqueta, algo tedioso y que requiería mucho tiempo.
· Croquera: Fiel acompañante de viajes, era mucho más rápido plasmar una imagen con carboncillos que preparando una cámara análoga por media hora.
· Portafolio y maletín: En una era en donde las personas usaban sombrero para verse cool en las calles, mochilas y bolsos eran algo impensado. Nada mejor que el maletín de cuero de cocodrilo para verse profesional y adinerado.
· Corbata y zapatos: Requerimientos indispensables para estar “in” y ser respetados por la honorable sociedad.
· Revista “L’architecture d’aujourd hui”: El medio vanguardista para intelectuales de la época, lo mejor para enterarse de la ultima obra Francesa o Alemana.
· Bracero: Obviamente la leña era la primera opcion para no morir de hipotermia en las casas y universidades de antaño ¿Que mejor que fierros calientes y cenizas expuestas para abrigarse?
· Comida casera y bajativo: Comer sentado en la calle o a la vista publica era de rotos, la opción a seguir era comer en casa y tomar un te para bajar la comida.
· Estilos arquitectónicos: Aquellos que viajaban a Europa eran los transgresores de la época ya que sabían hacer una columna corintia con adornos barrocos en vez de solo una dórica.
· Trabajo de por vida: Buen campo laboral, buena reputación, tener el mismo trabajo toda la vida no solo era normal, era bien visto.
El arquitecto contemporáneo:
El tipo volado que se dedica a “hacer el mono” para los ingenieros. Cosas e ideas con las que se lo vinculan son:
· Tabla de cholguán sobre dos caballetes: La superficie indicada para cortar cartón, soldar o martillar descuidadamente.
· AutoCAD y 3d Studio Max: Estándares de productividad, a tal punto que muchos dudan si es realmente necesario hacer una maqueta. Atrás quedo el uso de Reglas T y mesas de dibujo, la pantalla LCD y la silla acolchada son útiles lujos actuales.
· Portaplanos: No necesariamente masificado, pero útil en esos días de lluvia.· Cámara digital: Reemplazante de la querida croquera, no importa que las fotos no digan ni aporten nada, es rápido y fácil tomar una fotografía.
· Notebook: Y con wifi. Hay que revisar el gmail para estar en contacto, abrir el MSN para hablar y navegar en Wikipedia para terminar los trabajos.
· Lentes marco grueso: Otorgan el look retro y alternativo que todo arquitecto necesita.
· Bolso artesa: La mochila esta bien, pero tener bolso es mucho mejor.· Camisa negra y jeans: Con tan sólo añadiendo una chaqueta abierta, el look de arquitecto está completo.
· Pelada: No solo para hombres. La epidemia de profesionales pelados fue convertida en “un estilo”, una pelada bien encerada junto con los lentes diferencian a los arquitecto de confianza de los otros.
· Cartón couche: Es totalmente necesario que la maqueta se vea lo mas etérea, abstracta, liviana y carente de vida, el cartón couche es el material masificado con estos fines.
· Revista ARQ y El Croquis: Lo mejor para el consumismo visual y obviamente sin leer ningún articulo.
· Hot-dog y cerveza: Comer sano o siquiera dignamente es el lujo de unos pocos, la idea es siempre consumir la mayor cantidad de calorías y grasa en el menor tiempo posible. Terminar todo con alcohol es indispensable para llegar ebrio a taller u oficina y darle forma a la ponchera que lo salvará de hipotermia en los inviernos.
· Incertidumbre laboral: Junto con la gran cantidad de arquitectos que se quieren dedicar a lo mismo, un sector especifico del campo se a visto saturado. Aun así, las esperanzas de ser el próximo Le Corbusier nunca mueren ¿No?

Leyendo las diferencias que nos separan de los arquitectos de décadas pasadas, llega a ser divertido mirar el anterior modelo de lo que se piensa en términos de apariencia. Hemos pasado desde la admiración a una imagen del “tipo volado” , vanguardista y extravagante. Para nosotros el estereotipo ortodoxo es la imagen extravagante, en donde todo era más difícil de hacer y concretar comparado con los tiempos actuales y las nuevas herramientas.
Las generaciones venideras de una u otra manera pensaran igual acerca de nosotros. Una preocupación extrema por generar una estética genérica, imposible de criticar con el paso de los años, sería una perdida de tiempo en un hedonismo estético extremo. Independiente de la imagen mediática de un arquitecto, disfruta tu pelada y lentes marco grueso mientras puedas, después cambiar no cuesta nada. Y si viendo esta lista no tienes o nos has hecho ningún punto ¿Que esperas para mejorar tu look de arquitecto?


Nota: Extraido de http://www.taller101.cl/ , muy pronto vendremos con el look del arquitecto adaptado a nuestra relidad perucha, no se preocupen.

Si desean aportar ideas, tambien son aceptadas.

1 comentario

 

Libro que estoy leyendo

Libro que estoy leyendo
PENSAR LA ARQUITECTURA - Peter Zumthor

Seguidores